Cómo integrar las alarmas para casa en exteriores


Una de las mejores maneras para mantener a salvo nuestra vivienda es contratando un sistema de alarmas para casa. Sin embargo, no siempre tenemos claro cómo integrar estos dispositivos en la estética de la propiedad. Cuidar la decoración, tanto dentro como fuera de la casa, es fundamental para podernos sentir cómodos en nuestro día a día, es por ello por lo que debemos valorar un par de ideas a la hora de integrar las alarmas en el exterior.

Aunque a la hora de escoger un modelo u otro lo principal es guiarnos por las funciones, no está de más valorar de forma complementaria la estética de los dispositivos. Para eso, basta con tener presentes las características del espacio en el que van a ser instalados. Aunque no se dispone de una gran variedad de colores, en la actualidad en el mercado se pueden encontrar alarmas en gris, negro o blanco. Así mismo, algunas marcas también trabajan con dispositivos de camuflaje. Cuanto más parecido sea el dispositivo a la pared, menos llamará la atención y, por lo tanto, mejor se integrará en el entorno.

Sin embargo, en ocasiones es necesario optar por pequeños trucos para integrar las cámaras para que pasen desapercibidas.

Echar mano de la vegetación para ocultar elementos en el exterior de la casa

La vegetación puede convertirse en nuestra gran aliada. Se trata de un método sencillo que, además, mejorará nuestro entorno natural. Además, este truco abre la puerta a una gran cantidad de posibilidades, por lo que podremos poner a trabajar nuestra creatividad.

La opción más sencilla consiste en plantar un árbol de forma que tape el dispositivo de seguridad. Aunque dependiendo de las características de la especie escogida, requerirá de unos cuidados u otros, por norma general los árboles son fáciles de cuidar. Eso sí, a la hora de escoger una especie u otra, es fundamental valorar previamente el clima, así como las características del entorno. Por otro lado, es importante optar por árboles de hoja perenne, ya que de lo contrario, el truco no nos serviría para invierno, ya que las ramas quedarían sin hojas y, por lo tanto, no se taparía la alarma.

Otra de las ideas que podemos valorar para ocultar las alarmas es la instalación de una enredadera. Se trata de una vegetación que decorará la fachada de nuestra casa, ocultará la alarma y, además, tendrá varios beneficios para el funcionamiento de la vivienda. Por norma general, la vegetación que se distribuye por las fachadas las protege tanto del viento como de los rayos de sol, por lo que funcionan como reguladores naturales de la temperatura. De esta forma, en verano el interior de la vivienda permanecerá más fresco y en invierno más caliente. Así mismo, determinadas especies pueden mantener a raya molestos insectos, sobre todo, en verano.

Finalmente, otra posibilidad es el uso de plantas colgantes. Su instalación no tiene por qué resultar complicada y aportará un aire acogedor al exterior de la casa. Es importante conocer detalladamente los cuidados que necesitan las plantas escogidas. Una buena idea si no tenemos muchos tiempo para cuidar las plantas puede ser optar por especies que requieran de poca agua, así no tendremos que estar bajándolas a menudo para poderlas regar.

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Subscribe