Caléndula


Caléndula (Calendula officinalis)

La caléndula es una planta herbácea, anual, de escasa altura y muy sencilla de cultivar


Las flores de caléndula pueden tener dos tonalidades: amarilla y naranja. Con su color siempre destacan, por su brillo, en el jardín. A lo largo de la historia han sido cultivadas con fines medicinales y culinarios. Las caléndulas nunca faltaban en los antiguos jardines de boticario y en los huertos, con ellas se elaboraban tisanas medicinales o se utilizaban en caldos y ensaladas. Dicen que agregan un sabor ligeramente picante a los platos.

Todas las partes de la planta de caléndula son útiles para diversos fines. Se dice que la planta estimula el sistema inmunitario, además de tener propiedades antiinflamatorias. Se utiliza como ingrediente en muchos productos cosméticos. En el huerto, la caléndula mantiene a los pulgones lejos de las hortalizas. Pero con independencia de todos los beneficios que proporciona, la caléndula es una planta de gran atractivo para el jardín que añaden color y son muy fáciles de cuidar.

Si cultivas caléndulas y quieres aprovechar sus flores, puedes cortarlas y almacenarlas secas para un uso posterior


Ubicación: Soleada.
Riego: moderado, frecuente cuando florece.
Altura potencial: 40 - 50 cm.
Diámetro potencial: 30 cm.


He tenido esta planta en varias ocasiones en mi jardín. En invierno desaparecen, pero si se han dejado madurar las flores durante el verano, se autosiembran y resurgen a la primavera siguiente.

1 comentarios

  1. Aceite de calendula ideal para los dolores de huesos músculos y tendones.

    ResponderEliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Subscribe