Le Hunt, una mezcla de estilos muy resultona


Este impresionante jardín en Guernsey se compone de una serie de íntimos y hermosos espacios excavados en la rocosa ladera de acantilados de la pequeña isla de Guernsey, en el Canal de la Mancha.


Guerbsey es conocida por los lugareños como "La Roca", una isla como una enorme piedra de granito al borde del Atlántico, azotada por vientos que han formado a lo largo de los años sus abruptos acantilados de paredes rugosas y en la que crece abundante vegetación. En este entorno único se encuentra Le Hunt, un jardín de reciente construcción con apariencia de haber estado siempre allí. Rodeando una granja tradicional de piedra, el lugar comprende una serie de espacios íntimos para comer, jugar, relajarse o leer. Tiene un toque contemporáneo que lo relaciona con el interior de la casa, pero también un aire relajado y cómodo que lo funde con el paisaje agrícola que lo rodea.


El jardín se construyó a base de allanar el terreno original, de uso agrícola, que tenía una pendiente muy pronunciada. Con un desnivel total de 3 metros, la única manera de hacerlo útil era crear terrazas que permitieran deambular por él y plantar. En total se diseñaron seis zonas diferentes: dos praderas de césped, una terraza para la piscina, otra para comedor, una zona de estar y un patio; conectados por escaleras y vegetación. Hubo que construir fuertes muros de contención pero, para evitar que fueran demasiado altos, se escalonaron con jardineras repletas de vegetación que suavizan la rigidez de las paredes.

Como la granja estuvo mucho tiempo abandonada y se renovó al mismo tiempo en que se hacía el jardín, se pudieron utilizar en las estructuras exteriores los mismos materiales que se emplearon en el edificio. Para los muros de contención y los escalones se utilizó la misma piedra que en la fachada: rocas de granito del lugar; quedando el jardín maravillosamente integrado con la casa y el paisaje circundante.

La plantación, aunque de carácter inglés, tiene aire costero y la elegancia formal francesa. Perennes como lavanda, Astrantia, Nepeta, rosas, Salvia, Erigeron y geranios, se mezclan con hierbas ornamentales y plantas exóticas como Agapanthus, Zantedeschia y Echiums. Un diseño atemporal para un jardín muy funcional.



La intimidad de la terraza


Los muros de contención de granito unen la casa con el jardín proporcionando refugio e intimidad. Los colores fríos de las flores evocan el paisaje inglés. La abundancia de Erigeron karvinskianus, una planta que se encuentra con facilidad en la isla le da al jardín un aire establecido, como si llevara muchos años plantado. El comedor de teca también enfatiza el aire tradicional de casa inglesa.



La sensación de recogimiento


En el jardín hay dos extensiones de césped, rodeados de una exuberante plantación. En el jardín delantero, la hierba se divide en dos por un camino de piedra que conduce a la puerta principal. La línea de bolas vegetales acompaña el sendero, son los únicos elementos formales de un jardín muy natural. El jardín está protegido de los vientos marítimos por muros de granito.



Zonas de recreo y piscina


La mayor parte de superficies duras están construidas con piedra de York natural. En la piscina se emplea el mismo material pero pulido, para darle un acabado más contemporáneo. También alrededor de la piscina destacan los Echiums.



Paleta de plantación


La plantación es abundante, exuberante y naturalista. Se compone de plantas perennes y hierbas ornamentales como Stipa gigantea, Stipa tenuissima, Pennisetum y Miscanthus. Tiene una columna vertebral de arbustos que incluyen Cistus, Hebe, Pittosporum, Perovskia y muchas rosas.



Las praderas


La pradera perenne que rodea todo el perímetro enlaza el jardín con el paisaje circundante. La pobreza del suelo en esta zona, unida a la tierra desechada en las excavaciones durante las obras, son el sustrato perfecto para que las plantas arvenses y silvestres se desarrollen.



Fachadas


La Hydrangea es otro arbusto que se utiliza en todo el jardín, especialmente Hydrangea macrophylla  'Madame Emile Mouillère' con flores de color blanco. Aquí está plantada dentro de una caja de seto bajo junto al sendero de granito que conduce a la puerta de entrada principal, con forma de arco.



Borduras de herbáceas


Un seto de Escallonia 'Iveyi' separa el jardín delantero del trasero. Las borduras en el lado sur de la casa, más soleadas y cercanas a la cocina, se destinan a hierbas culinarias. Aquí hay plantado cebollino, hinojo y mejorana. El camino está bordeado de lavanda.


Las fotografías dan testimonio de un esmerado trabajo cuyo resultado es un jardín costero de gran belleza y mucha funcionalidad. Sin dudarlo me iría yo allí a pasar unas vacaciones y disfrutar del aroma de estas plantas y la cercanía del mar. Os dejo algunas imágenes más, espero que las disfrutéis y encontréis muchos detalles inspiradores.


Imágenes: Guernsey Garden

Relacionado

3 comentarios

  1. ¡Que maravilla! Es precioso. Muchas gracias Monica, feliz día. Besin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola! Feliz día a ti también.
      Un beso

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Subscribe