Porqué una suculenta crece estirada y cómo arreglarlo


Cuando una planta suculenta no recibe suficiente luz solar comienza a estirarse y pierde su bonita forma original, algo que afea, sobre todo, a las que tienen forma de roseta: echeverias, graptoverias y similares. Hoy te explico cómo prevenir el estiramiento y cómo "arreglar" una suculenta que ya se ha espigado.

Hace un par de días recibí un correo de una María Inés, una lectora cuya echeveria estaba creciendo a lo alto más de lo normal, con el tallo muy estirado y poco poblado de hojas. Esto es algo bastante común, sobre todo cuando se cultivan suculentas en el interior.

Las plantas suculentas tienen, en general, un crecimiento bastante lento. Las que tienen forma de roseta suelen crecer proporcionadas a lo ancho y a lo largo, pero cuando no reciben toda la luz que necesitan se estiran con mucha rapidez. Existe un nombre científico para esto, se denomina etiolación.

En botánica, la etiolación es el proceso de crecimiento de semillas o plantas en condiciones de escasa luminosidad. Se caracteriza por la falta de clorofila, bajo desarrollo de cloroplastos, por el alargamiento de la distancia entre nudos y por la escasez de lignificación.

Suculentas estiradas por falta de luz

Las suculentas se espigan cuando no les llega suficiente luz del sol y resulta curioso que esto haga que la planta crezca más rápido. Lo primero que se observa es que la planta comienza a doblarse hacia la fuente de luz. Después, seguirá creciendo estirándose, se hará más alta y con más espacio entre las hojas. A esto se le suma que las hojas cada vez serán más pequeñas y de color más claro, debido a la falta de clorofila.

En un principio la planta no está enferma y seguirá creciendo, feucha, pero crecerá. Pero si esta situación se prolonga por mucho tiempo, su salud se debilitará y si no se pone remedio, en unos meses puede llegar a morir.


¿Cómo recuperar una suculenta que se ha espigado?

Una vez que una suculenta se ha estirado ya no hay manera de devolverle su forma compacta. Pero no hay que alarmarse, el problema tiene solución, e incluso podemos sacar provecho de esta situación.

Para arreglarlo cortaremos la parte superior de la suculenta con unas tijeras bien afiladas dejando entre dos y cuatro centímetros de tallo para poderla plantar. En la base (la parte con raíces) debemos dejar unas cuantas hojas para que pueda captar la luz del sol y respirar. Aunque las suculentas son capaces de rebrotar de tallos desnudos, lo hacen con más facilidad si tienen algunas hojas.

Si la planta está muy estirada podemos hacer hasta dos cortes, de forma que tendremos la base, la parte superior y un esqueje más con la parte central. De una sola planta podemos conseguir tres! Ese es el consejo que le di a María Inés. De esta echeveria es posible sacar hasta tres, cortando por donde indica la imagen y plantando en otra maceta la punta y la parte intermedia, a la que le dejaremos un par de hojas.


Hay quien deja secar los tallos unos días para que las heridas cicatricen, yo no lo suelo hacer pero posiblemente sea lo correcto para evitar infecciones, así que debo recomendarlo. Después se plantan en un sustrato que drenen muy bien, se colocan en un lugar donde reciban más luz y se espera a que arraiguen. Pasarán dos o tres semanas hasta que esto suceda y después se comenzará a notar cierto crecimiento de la parte aérea.

La planta original también debemos llevarla a un lugar con más luz y seguir con los cuidados habituales. Después de unas semanas comenzará a emitir nuevas ramificaciones, varias rosetas, recuperando su forma compacta. Probablemente pierda las hojas antiguas, pero eso no es absolutamente normal y no nos debe preocupar.



Una suculenta estirada nos está pidiendo más luz

Con el procedimiento anterior podemos conseguir que la planta vuelva a crecer y tenga con su forma habitual, pero no lograremos nuestro propósito si no le proporcionamos más luz. Si las dejamos en el mismo lugar en que estaban volverán a estirarse, así que antes de realizar todo el proceso busca un lugar donde estén más iluminadas.

Mi experiencia con las suculentas dentro de casa no es muy buena, por eso, a pesar de lo decorativas que son, suelo tenerlas siempre fuera. Es cierto que yo no tengo problemas con el frío, aquí las heladas son muy esporádicas y como el jardín es pequeño las plantas suelen estar protegidas. En interior es muy difícil cultivar suculentas sin que se espiguen un poco, hay que ubicarlas en una ventana donde les llegue mucha luz durante todo el día, pero no sol directo. Cuando no hay posibilidad de proporcionarles luz natural se puede recurrir a luz artificial de crecimiento, pero lo ideal es la del sol.

Ahora ya sabemos qué hacer cuando veamos que una suculenta se inclina hacia la luz y se estiran. No tengas miedo de descabezarla, porque fácilmente conseguirás dos. 

Muchísimas gracias, María Inés, por facilitarme las fotos de tu echeveria para ilustrar este post.



Relacionado

8 comentarios

  1. Ahora entiendo qué les pasaba a las mías... Al final, las he sacado a la terraza (vivo en Madrid, y la terraza tiene orientación norte), pero a ver si son capaces de sobrevivir
    Gracias por el consejo

    ResponderEliminar
  2. Yo no tengo estas plantas porque son muy delicadas con el frío, pero tu información es muy buena. Un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien contado, se entiende perfectamente. Muchas gracias!!! Besetes

    ResponderEliminar
  4. Perfecta explicación! y además una solución aprovechando al máximo la planta. Bssss

    ResponderEliminar
  5. Ahora lo entiendo todo. Muchas gracias, la imagen de este ejemplo es exactamente a la imagen de mi suculenta sumándole que tiene el tallo rosado por falta de sol.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena la información, a mi me encantan las suculentas! Son plantas muy hermosas.

    ResponderEliminar
  7. Entonces les debe dar más luz a mis suculentas, pero no sol directo? Eso es confuso. Tengo una que se estiró pero está en plena ventana, le da el sol directo como una hora y aun así paso :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nancy, pues en ese caso es algo muy extraño. Solo se me ocurre que pruebes a cambiarla de lugar, puede que sea por alguna otra razón que yo desconozco.

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Subscribe