Uso de plantas silvestres en el jardín para crear un jardín de aire campestre


A la hora de crear un jardín hay multitud de criterios a tener en cuenta, tanto en lo concerniente al diseño como en la elección de las plantas. El estilo del jardín lo determina cada persona según sus gustos y necesidades, pero en la elección de las plantas hay dos factores que limitan la selección: el suelo y el clima. El éxito de un jardín depende de la capacidad que tengamos de conjugar estos dos factores con nuestro gusto.

Los amantes de la naturaleza nos sentimos atraídos por la idea de reproducir en el jardín alguna de esas estampas maravillosas que ella nos proporciona, creando un jardín "natural" con plantas y especies que abundan en los campos cercanos. Observando y conociendo la flora espontánea de nuestro entorno seremos capaces de utilizar plantas silvestres y crear una reproducción en nuestro terreno de la naturaleza salvaje que tanto admiramos. El resultado suele ser un jardín sencillo pero muy resistente, de bajo mantenimiento, ecológico y económico. ¿Se puede pedir más?

Estos jardines suelen resultar muy gratificantes porque son resultado de nuestra experiencia y de un trato constante con la naturaleza. Descubrir una planta, estudiarla y trasladarla al jardín resulta, cuanto menos, emocionante, y altamente gratificante cuando descubrimos que el espécimen se ha adaptado y crece con éxito. Muchas plantas silvestres se pueden encontrar a la venta en algunos viveros, pero también es posible trasladar a nuestro jardín aquellas que existen en nuestro entorno. La forma de hacerlo es importante, para respetar el entorno natural y asegurarnos el éxito en la instalación.

Coronilla minima, Catananche caerulea 'Tizi n' Test', Silene ucranica, Euphorbia corallioides, Euphorbiaigida y Salvia fruticosa / Pepiniere Fillipe

Tal y como informa el Mapama (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) en una de sus hojas divulgativas, la forma correcta de reproducir plantas silvestres para uso en jardinería privada es diferente, dependiendo de qué tipo de planta se trate: anual, vivaz o perenne.

Reproducir plantas anuales

La forma más apropiada para conseguir especies anuales es recolectar sus semillas y plantar en el momento oportuno. Para ello, una vez localizada la planta que nos interesa, habrá que estudiar sus hábitos de crecimiento, seguir su desarrollo y maduración para recoger las semillas antes de que se esparzan de manera natural.

Si las semillas son muy pequeñas lo más recomendable es sembrar en semilleros, correctamente etiquetados, y  repicarla al suelo del jardín cuando la plántula tenga un tamaño considerable. 

Multiplicar plantas vivaces 

Las plantas vivaces pierden su parte aérea durante los meses de frío intenso y en primavera regeneran su follaje a partir de su parte subterránea que permanece viva en estado latente hasta que las temperaturas calidad la despiertan. Para trasladar un ejemplar vivaz al jardín, el método óptimo consiste en extraer del suelo las partes subterráneas y enterrarlas en el lugar deseado.

Dividir plantas perennes

Los arbustos y plantas perennes mantienen su parte aérea durante todo el año pero durante el invierno la savia que circula por sus ramas se paraliza y es en esta época cuando se pueden la posibilidades de reproducirla por esquejes es mayor. Se trata de cortar una porción de tallo y enterrarla para que enraíce.

También se pueden multiplicar mediante división de las matas, extrayendo con sumo cuidado parte de la mata de manera que la raíz salga entera conservando la tierra que acompaña a las raíces. Otoño e invierno son las estaciones apropiadas para la reproducción de arbustos por este método. Si optamos por esta modalidad, evitaremos extraer plantas de gran tamaño y buscaremos plantas jóvenes que son más fáciles de extraer con una cantidad considerable de raíces intactas.


Para identificar y reconocer las plantas en nuestros paseos por el campo, nada mejor que una buena web de referencia con un extenso catálogo de herbáceas y arbustos silvestres: la de Pepiniere Filippe es una buena opción de la que ya os he hablado en ocasiones anteriores. 

Como ya comentaba antes, para aprender a trasladar estas plantas del campo a nuestro jardín, de manera respetuosa y con altas probabilidades de éxito, existen publicaciones del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que nos facilitan una buena guía de campo para saber cómo actuar en cada caso.

Con estos recursos y prestando atención a las indicaciones, tendremos muchas posibilidades de crear un bello jardín campestre o de estilo "cottage" en nuestro espacio. 

Relacionado

4 comentarios

  1. Me encanta Monica, ya sabes que yo soy de color y esto es perfecto. Muchas gracias y muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Me viene genial este artículo para proponerle una cosa a un amigo. Muchas gracias Monica.

    ResponderEliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Subscribe