Antiguos palomares, pequeñas joyas del patrimonio histórico humano


La colombofilia o colombicultura (del latín columba, paloma y del griego φιλία, filia) consiste en la cría y adiestramiento de palomas para convertirlas en palomas mensajeras, capaces de volver a su palomar desde puntos distantes. El empleo de palomas para este fin tuvo su auge en la Antigüedad. En el siglo XIX, sin embargo, derivó en la época moderna en un deporte que ya no tiene como finalidad llevar mensajes sino recorrer trayectos en diferentes modalidades. (Wikipedia)



Las primeras referencias sobre domesticación de palomas las encontramos en el Antiguo Egipto, durante la época de los faraones. En un principio eran aves que se criaban para la producción de alimentos, pero cuando el hombre descubrió su hábito de regresar al lugar donde nacieron, se comenzaron a entrenar como mensajeras.

Griegos, persas, romanos, indios, chinos..., todas las antiguas civilizaciones las emplearon para comunicarse, aunque en ocasiones también fueron aprovecharas con fines bélicos, haciéndolas portadoras de mechas encendidas para incendiar ciudades sitiadas. La cría de palomas fue muy extendida por los romanos en casi todo el mundo mediterráneo.

En la Edad Media la cría de palomas era una fuente de ingresos considerable, la posesión de un palomar era un privilegio que se reservaba a los señores feudales. Las palomas del señor eran alimentadas a expensas de las tierras de los campesinos, constituyendo lo que se llamó "Derechos de Palomar", altamente codiciados en época feudal.

El palomar solía ser una de las dependencias de los castillos, bien adosados al edificio principal o como construcciones exentas. La cría continuó en la Edad Moderna y en el mundo rural durante la etapa contemporánea, hasta su práctica desaparición a mediados del siglo XX. En casi todas las ciudades europeas se conservan muestras muy artísticas y aunque muchos están bastante deteriorados, algunos se conservan decorando de los jardines de antiguas casas señoriales. 



Relacionado

6 comentarios

  1. Ves!!! Siempre contandonos cosas curiosas, así es una gozada disfrutar de tu blog. La alta utilidad de la paloma se ha reducido muchisimo y ahora a veces esta considerada como una molestia de las grandes ciudades. Gracias por mostrarnos sitios tan bonitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Raúl! Yo encantada de que te gusten las cosas que cuento. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muchas gracias Monica, preciosos palomares, me encantan. Aquí en los Oscos queda alguno y son también bonitos, como las casas de piedra y tejado de pizarra. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte poder disfrutar de un paisaje tan bello como los Oscos, Lola.
      Gracias a ti y un beso muy fuerte.

      Eliminar
  3. Tengo que reñirte un poco me encantan los palomares, pero te has olvidado de los muchos y variados que hay en nuestro país,herencia del paso de los árabes siglos atras por la peninsula, como tambien lo es de la grandisima aficion que hay en el levante español, razas autoctonas incluidas y modalidades de concurso de palomas propias...
    Y a mi como castellano que vive en la tierra de campos palentina, se me hace raro no ver ni un solo palomar de adobe (eso si en general no suelen estar en jardines si no en pleno campo), unas de las joyas d ela arquitectura popular en barro... con gran diversidad de formas y cantidad... te recomiendo que cacharrees un poco por google espero que te sorprenda!!!!!
    bueno ahora que te he echado la bronca jajaja decir que me encantan estas construcciones bien para su uso meramente "estetico" o como un fin de cria de estas aves.
    En muchos jardines y parques de cierta antigüedad se encuentran autenticas preciosidades en los más variados estilos y con un grandisimo gusto en su construcción. Es un elemento más en el jardín y que puede ser ocupado por más animales que las palomas como los mochuelos por ejemplo... una forma de aportar un elemento arquitectonico y vida en los jardines... siempre que veo uno me fijo en ellos...
    Las fotos que nos muestras son preciosas ya me gustaria tener a mi cualquiera de esos palomares....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón, Mario, no lo puedo negar y capto tu "mesaje-bronca" con todo el cariño que sé que compartimos. Lo cierto es que buscando fotos se me iban los ojos detrás de esos palomares tan bonitos de los jardines, casi todas estas fotos son del norte de Europa. Para poner remedio a mi falta dedicaré una entrada a los palomares españoles, que a pesar de tener un estilo diferente son parte de nuestro patrimonio histórico y cultural.
      Un abrazo!

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe