Bateman's, la casa familar donde Rudyard Kipling cuidaba su jardín


Esta preciosa casa de arquitectura jacobina, muros de piedra y bucólico paisaje fue el santuario del escritor y poeta inglés Rudyard Kipling desde 1902 hasta 1936, año en que el escritor falleció. En Bateman's, al este de Sussex, el autor de cuentos como "El libro de la selva" y poemas como "La gloria del jardín" disfrutó de una vida tranquila y familiar mientras publicaba nuevas obras. También fue durante estos años cuando recibió la máxima recompensa que puede recibir un escritor: el Premio Nobel de Literatura que en 1907 le fue concedido por la Academia Sueca.



En una carta de noviembre de 1902, el propio Kipling comenta con entusiasmo:

"Behold us, lawful owners of a grey stone lichened house —A.D. 1634 over the door— beamed, panelled, with old oak staircase, and all untouched and unfaked. It is a good and peaceable place. We have loved it ever since our first sight of it." 

"Míranos, dueños legítimos de una casa de piedra gris cubierta de líquenes -A.D. 1634 sobre la puerta- con vigas, paneles, una vieja escalera de roble, y todo intacto e inmaculado. Es un lugar bueno y apacible, lo adoramos desde el instante en que lo vimos."

Cuando la familia se instaló en la casa, Kipling era una figura célebre y famosa que buscaba escapar de la ajetreada vida de la ciudad. El edificio no tenía baños, ni agua corriente en la planta de arriba, pero les pareció el lugar perfecto para vivir una existencia tranquila y pacífica.


Además de la casa, compraron las 14 hectáreas de tierra que la rodean, incluyendo un molino de agua. Junto a la casa hay un estanque, setos y borduras dispuestas según el diseño del propio Kipling cuyos bocetos están expuestos en el estudio de la casa. La rosaleda data de 1907 y fue financiada con el dinero que Kipling recibió por ganar el Premio Nobel.


La propiedad fue legada al National Trust por Caroline, viuda de Kipling, en 1939, y tanto la casa como los jardines se mantienen como el escritor los concibió.

Relacionado

1 comentarios

  1. Me encantan estas historias monica, muchas gracias, veo que muchos escritores tenian su lugar idilico donde escribir. Buen fin de semana

    ResponderEliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe