La fiesta de las flores en Castelluccio


Castelluccio di Norcia en un pequeño pueblo italiano situado en el Parque Natural Monte Sibillini, sobre una una colina a 1450 metros de altura. Cada año, la meseta que se extiende a sus pies ofrece un espectáculo tan mágico como natural transformándose en una inmensa alfombra de colores. Es a principios de verano cuando se puede contemplar este fabuloso mosaico de flores en su máximo esplendor, 15 kilómetros cuadrados de flores que entre finales de mayo y principios de julio ofrecen esta alfombra natural de flores silvestres.

La "Fiorita" de Castelluccio, un espectáculo tan poco conocido como maravilloso


El Parque Natural de los Montes Sibilinos es una comarca poco conocida de Italia, en comparación con otras regiones del país. Forma parte de los Apeninos centrales y su morfología se debe a la acción de los glaciares en la era Cuaternaria. En sus valles se cultivan en la actualidad diferentes variedades de legumbres, entre ellas las lentejas, y el la floración de los cultivos junto a otras que aparecen de forma natural son las que tiñen de color de estas tierras.


Entre las flores silvestres que componen este extraordinario manto encontramos gentianellas, amapolas, narcisos, violetas, varitas de San José, tréboles, violas, etc. El paisaje recuerda los campos de bulbos holandeses pero aquí los tonos no están tan marcados, los tonos dependen mucho de las lluvias de invierno y primavera, de la exposición solar y de lo que se cultiva cada temporada además de las lentejas.


El fenómeno recibe el nombre de "Fiorita" y para los vecinos de Castellucio es una época festiva porque comienza la recompensa a sus labores en el campo. Aquí la agricultura es ecológica, el frío del altiplano protege el cultivo de muchos insectos nocivos que podrían destruir la cosecha y el manejo de franjas de flores silvestres favorece la presencia de insectos y arañas beneficiosas que reducen la densidad de áfidos sin necesidad de utilizar pesticidas.


La naturaleza no deja de sorprendernos y la "Fiorita" es un maravilloso ejemplo de las grandes ventajas del cultivo natural. ¿No os parece impresionantemente bello? A mi me conmueve pensar cuánto nos hace perder el uso de los químicos en los huertos, tanto en términos de salud como en belleza. 

Relacionado

3 comentarios

  1. ¡Madre mía que bonito! Me encanta Monica. Un besin muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, la verdad es que resulta impresionante.
      Un beso

      Eliminar
  2. Un lugar de ensueño, muchas gracias por mostrarlo. Saludos.

    ResponderEliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe