El césped tras las vacaciones (o el jardín de nunca acabar)


Participo en un grupo de jardinería en facebook que se llama El jardín de nunca acabar (y sé que muchos de los que me leéis sois compis míos allí), un nombre elegido con gran acierto y que define en pocas palabras el fascinante mundo de la jardinería. El jardín te seduce con la idea de de disfrutar de un espacio verde y hermoso lleno de plantas, flores, pajaritos, mariposas... Y sí, es así, te regala momentos deliciosos, frescos y llenos de placer, pero a cambio de un trabajo constante y aveces, menos gratificante.


El final del verano suele ser un momento bajo para mi jardín, pero nada que el otoño y algunos cuidados extra no arreglen


No es que me queje, a mi el jardín me encanta y paso los inviernos deseando que llegue la primavera y todo comience de nuevo, pero cuando llegas después de pasar las vacaciones fuera y encuentras que algún fallo técnico ha estropeado lo conseguido con tanta dedicación, se te llevan los demonios. 

Siempre procuro compartir fotografías del jardín cuando está en todo su esplendor y sacar lo más bonito -coquetería jardinera- pero lo cierto es que también cometo errores o me encuentro fallos que no son culpa mía y se me mueren las plantas o se ponen feas. Dicen que las penas compartidas son menos penas y aquí estoy yo contando mis desdichas veraniegas. Si hace unos días os enseñaba mi jardín sobrecrecido, hoy os muestro el césped pajizo y seco que ha quedado a causa de la avería en el sistema de riego.


Después de barrer con el rastrillo la hierba seca el aspecto del césped deja mucho que desear, aunque tengo la esperanza que durante el otoño se recupere. De momento tengo que regar a mano, un trabajo considerable puesto que hace calor todavía y hay que ser tan constante como el sistema automático. Al menos mi ayudante robotizado no me ha fallado y sigue cortando los días programados a la hora programada sin fallar ni una sola vez.



Ya he hablado sobre el Automower en alguna ocasión anterior, hace ya más de un año que lo instalé en el jardín y es de gran ayuda. Nunca había tenido la hierba tan bien cuidad como esta temporada y aunque ahora haya tenido este traspiés, el corte continuo será clave en la pronta recuperación del césped. La experiencia completa con este aparato os la contaba en esta entrada, y tú también puedes probarlo de manera gratuita visitando la web de Husqvarna o entrando en probadoroficialautomover.

Y para no despedirme por hoy con lo malo, os dejo una foto de un rincón que está bien bonito. Los donpedros (Mirabilis jalapa) en las macetas del lateral que pasan estas fechas por su mejor momento e inundan esa zona del jardín con un dulce aroma al anochecer, momento en que se abren las flores.


Mañana lunes de nuevo, una nueva semana para seguir pensando en cómo arreglar tantos desastres. Sin duda el mejor plan es ir poco a poco, sin agobios ni grandes cargas de trabajo, porque el calor que acompaña este final de verano no invita a trabajar muchas horas en el jardín. Os espero mañana con una nueva historia.

Relacionado

4 comentarios

  1. Pronto se recuperará con tus cuiados. Ya lo verás. Pero sí, da rabia que las cosas fallen y las plantaciones se perjudiquen. UN beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso María, me alegra muchísimo verte de nuevo por aquí.

      Eliminar
  2. Que lastima!!!! Muy cierto lo mucho que puede desesperar cuando falla algo que pensabas que no podía pasar. Bueno, pero tu tienes buena mano y lo solucionaras. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl, ya voy poniendo remedio.
      un beso!

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe