Mantenimiento básico del Automower (y un truco para tornillos que se resisten)


Después de un año con el robot cortacésped trabajando en mi jardín ya era hora de hacerle un mantenimiento básico. Con básico me refiero limpieza y cambio de cuchillas, realmente no necesita mucho más porque no consume aceite ni gasolina como otros cortacéspedes. El Automower funciona con una batería eléctrica que se recarga cada vez que el robot vuelve a la estación y esa batería, está diseñada para ser lo más ecológica y duradera posible.

El robot cortacésped Automower tiene un mantenimiento tan  sencillo que tú mismo lo puedes realizar

La batería recargable del Automower es de niquel-metal hidruro (NiMh), una aleación de hidruro que sustituye al cadmio y resulta menos contaminante, tiene mayor capacidad de carga y menor efecto memoria, por lo que es más duradera. Su vida útil puede rondar los 4 años.

En el momento de limpiar la máquina debemos tomar ciertas precauciones y desconectar la base de la toma de red para limpiarla, sobre todo si usamos un paño húmedo. Cuando limpiemos el robot es importante pulsar el interruptor de apagado, recordad que tiene una batería que le suministra corriente con independencia de que la base esté o no enchufada. ¡Todas las precauciones son pocas!

Para limpiar el aparato, tanto el robot como la base, emplearemos un cepillo de cerdas suaves con el que eliminaremos hojas y briznas de hierba que se hayan acumulado. Las ruedas del robot y la zona bajo el disco de las cuchillas son los lugares donde más suciedad se acumula, conviene eliminarla minuciosamente para evitar posibles bloqueos.

Las superficies plásticas, como la carcasa del robot y la base, se limpian bien con un paño humedecido con agua. No es necesario ni conveniente utilizar productos adicionales. Yo usé un paño de microfibra y quedó genial, brillante como el primer día. Y es que estas partes del Automower están fabricadas con ABS, un plástico muy resistente a la intemperie y a los golpes que se utiliza también en automoción. 

Tras la limpieza reemplazamos las cuchillas viejas por unas nuevas. Se accede a ellas por la parte inferior del robot, son pequeñas (como cuters) y están atornilladas a un disco rotatorio. Con cada cuchilla se suministra su tornillo correspondiente, ya que ambos elementos se estropean con el uso. Hay que manipular las cuchillas con cuidado para no cortarse y atornillarlas en su lugar dejando cierta holgura para que las cuchillas salgan hacia fuera del disco cuando éste gire.


Y con eso ya estaría todo, limpio y con cuchillas a estrenar, nuestro Automower está otra vez como nuevo y preparado para una nueva temporada en el jardín. Aquí, en el Mediterráneo, la hierba crece durante todo el año y yo lo tengo siempre en fuera. En invierno el crecimiento es menor, así que lo programo para que salga menos veces a cortar. En lugares fríos, donde el crecimiento de la hierba se detiene por completo, es recomendable retirarlo y guardarlo en el interior.

Y ahora, todo esto que os he contado, podéis verlo en el siguiente vídeo:


¡Ah! Y ese truco para desenroscar tornillos que se resisten, como los que sujetan las cuchillas del cortacésped que estaban muy pegados. Consiste en echar sobre ellos unas gotas de agua oxigenada y dejar actuar un rato. Se formará espuma, como si desinfectaras una herida, y al cabo de unos minutos el tornillo ofrece menos resistencia. ¿La razón? No la sé, pero te aseguro que en este caso ha funcionado y no es que los tornillos estuvieran oxidados, porque son de acero inoxidable.


Y si además de mi experiencia quieres conocer la de mucha más gente, no te pierdas la web de los  probadores oficiales Automover donde 60 personas nos cuentan el día a día de estas máquinas en sus jardínes.

¿Prefieres descubrir la experiencia Automower por ti mismo? Pues entonces lo que te interesa es solicitar la prueba gratuita durante 15 días  que Husqvarna pone a tu disposición. ¿Te la vas a perder?

Relacionado

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe