Hórreos, paneras y cabazos


El hórreo es una construcción auxiliar típica de las casas de campo del noroeste de España. Son muy singulares y llamativos porque están elevados sobre el suelo mediante unos pilares llamados "pegollos" que los aísla de la humedad del suelo y evita el acceso a animales. En el interior del hórreo se guardaba tradicionalmente el grano, fruta, hortalizas o incluso la carne procedente de la matanza. También se almacenaban en su interior los aperos agrícolas. 

Según la tipología de la construcción se diferencian hórreos, paneras y cabazos. Así, los hórreos están construidos sobre cuatro pilares y tienen tejado a cuatro aguas, las paneras se sustentan por seis u ocho pilares y el tienen tejado a caballete, y el cabazo es algo más pequeño, tiene planta rectangular y tejado a dos aguas.


El origen de los hórreos en nuestra península no se conoce a ciencia cierta, existen referencias escritas que datan del siglo VIII pero no es hasta el siglo XIII cuando aparecen las primeras representaciones gráficas de estas estructuras. En una miniatura de una de las Cantigas de Santa María, atribuidas a Alfonso X el Sabio, aparece la imagen de dos hórreos góticos.

Los hórreos proliferaron especialmente en el siglo XIX durante los procesos desamortizadores que reestructuraron la propiedad de la tierra. En el siglo XX, con la mecanización de las tareas agrícolas comenzaron a caer en desuso y sufrieron el olvido y la subestimación durante mucho tiempo. 

Desde hace unas décadas y con la revalorización del patrimonio etnográfico y popular vuelven a tomar protagonismo y aunque su función original se haya perdido, se integran en las casas como garajes o incluso parte de la vivienda.


En un reciente viaje a Asturias, nuestra amiga (y tocalla mía) Mónica nos envió estas fotografías de algunos hórreos y paneras que vio en los lugares que visitó. Gracias a ella surgió la idea de escribir este post y compartir con todos vosotros estas bonitas y frescas imágenes. El hórreo pequeño, de la siguiente imagen es de un tramo del camino de Santiago por tierras gallegas, todas las demás de hace unos días en Berrueño, Asturias. 


Estas son dos fotos del viaje, atravesando el Puerto de Ventana, en la Cordillera Cantábrica. Seguro que a alguno de vosotros os parece lo más natural del mundo pero, para mi, ¡es impresionante!


Y si algún oriundo de la zona me lee (que seguro hay más de uno) y me equivoco en algún dato o quiere contarnos más, yo estaré encantada de leer cualquier detalle sobre estas bonitas y fascinantes construcciones. 

Mi agradecimiento a Mónica por cedernos estas bonitas fotografías.

Relacionado

5 comentarios

  1. Hola Monica, como no puede ser de otra manera me encanta este pots, me encantan los hórreos, sera porque soy asturiana jajajajaaa. Un beso grande y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado tengo mucho cariño a estas tierras,mi familia materna es asturiana. los horreos aislan de la humedad y de los ratones las cosechas (los pegollos acaban rematados en una piedra redonda que evita que los ratones asciendan, y las escaleras no estan conectadas fisicamente conla construcción por lo mismo... tubieron mucho auge con el cultivo del máiz y como dices fueron perdiendo fuelle,muy interesantes los cada vez mas escasos horreos asturianos con techumbre de paja de centeno o escobas, como muchas casas llamadas "teitos" que ahora todo el mundo llama pallozas... los chozos de pastor de piedra sin mortero otro elemento rural de lo más interesante que cada vez se ve menos (en castilla muchos ahora son montones de piedra), otra construcción muy castellana es la arquitectura en barro, palomares, casas, colmenares... y que gozan de menos cuidados que los horreos ... muchos ya estan hechos "barro" nunca mejor dicho...

    Si te gusta asturias la zona donde vive Lola, es preciosa, mi familia es de Cangas del narcea, donde hay unas construcciones típicas para defender las abejas de los osos, los cortines :-D
    buena publicación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lástima que se pierdan, a mi me gustan muchísimo. Gracias por comentar, Mario!

      Eliminar
  3. Hola!!
    me ha encantado!!
    En casa de mis abuelos paternos, en la provincia de Lugo, hay uno de piedra. Yo aún recuerdo cuando estaba en uso. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inés. Debe ser muy bonito y siendo de piedra se habrá conservado mejor, ¿no?
      Un saludo!

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe