¿Se puede cultivar una glicinia en maceta?


Es una pregunta que me habéis hecho en alguna ocasión y aunque no puedo contestar con absoluta rotundidad porque nunca lo he experimentado, me atreveré a decir que si. Pero añadiendo que nunca llegarán a crecer con el esplendor que lo hacen cuando se plantan en tierra. La glicinia es una planta muy vigorosa con un sistema radicular potente que necesita superficie para extenderse, si las raíces están constreñidas en un espacio pequeño, el sistema aéreo tampoco podrá desarrollarse con amplitud.

La glicinia se puede cultivar en contenedor, pero tiene sus limitaciones



Según lo dicho anteriormente, pienso que se puede conseguir un bonito árbol de glicinia en una maceta grande. Quizás  un ejemplar que llegue al metro y medio o dos metros de altura, pero una planta de tallos largos que sean capaces de cubrir una pérgola opino que no. Aún así, si no tuviera otra opción para cultivarla que plantarla en contenedor, os aseguro que no lo dudaría. Su floración y porte es tan espectacular que cuando se produce, en primavera, me da una gran alegría.

Para aquellos que quieran experimentar por su cuenta, he estado buscando información al respecto. En castellano no he descubierto ninguna fuente, pero nuestros vecinos ingleses son mucho más emprendedores en este sentido y en su idioma sí he podido encontrar más de una experiencia contada. Os dejo un pequeño guión de como proceder para plantar y cuidar la glicinia en una maceta, jardinera u otro tipo de contenedor.


Condiciones para el cultivo de la glicinia


La glicinia prefiere una zona a pleno sol, pero puede crecer con sombra parcial teniendo en cuenta que cuanta más sombra menor será la floración. Para cultivar la glicinia en contenedor conviene empezar con un tiesto algo mayor que el recipiente del vivero. Cada primavera, según la planta vaya creciendo, deberemos trasplantarla a una maceta algo mayor. Con el tiempo puede que lleguemos a necesitar una jardinera muy grande. Como sustrato podemos utilizar una buena mezcla comercial con compost, turba y perlita, para que drene correctamente.


Plantación


Para cultivarla en maceta la mejor opción es elegir una planta con un solo tallo, así es más fácil controlar su crecimiento y trabajarla para que forme una masa aérea frondosa en lo alto de un tronco robusto. Para evitar pudrición del tallo hay que enterrarla al mismo nivel que venía en la maceta del vivero. Si la intención es darle forma de standard (como un arbolito) conviene colocar un tutor robusto de macera o bambú de 150 cm en el momento de la plantación. Si se quiere adosar a una pérgola habrá que sujetarla a uno de sus postes. El tallo de la glicinia se hace leñoso rápidamente y pasados unos meses ya sería imposible enderezarla.

Guiar y dar forma a la glicinia


La glicinia crece rápido y comienza a formarse rápidamente. Desde el primer momento hay que guiar el tallo principal a lo largo del soporte atándolo cada pocos centímetros y dejarla crecer hasta la altura deseada. En ese punto podemos pinzar el tallo para que la trepadora se ramifique y forme la copa. Tanto si la vas a cultivar como arbolito como si quieres que cubra en lo posible una pérgola, lo ideal es forzar a que se ramifique en alto, ya que el efecto más bonito se logra cuando las flores cuelgan a cierta altura. Desde ese punto puedes dejarla crecer sin controlarla más y al siguiente invierno, cuando entre en reposo, recorta los brotes laterales a unos 15 o 20 cm para que forme más ramas.

Cuidados generales y riego


La glicinia es una planta muy rústica que no necesita casi cuidados más allá de la poda para formarla. Necesita poco abono y es tolerante a la sequía. Aún así, cuando está plantada en una maceta se deben tomar precauciones. Los contenedores se secan con facilidad en temporada cálida y no conviene que la tierra de la glicinia llegue a secarse por completo. En cuanto al abonado, será suficiente con un aporte de fertilizante de uso general (5-10-5) una sola vez en primavera.


Como ves, el cultivo de la glicinia en contenedor tiene sus limitaciones, pero no es imposible. No sucede solo con ella, en general es así con todas las trepadoras. Si te gusta mucho esta planta yo soy de la opinión de intentarlo, quizás no llegue a alcanzar tus expectativas por completo pero seguro que no te decepciona. Puede que no llegue a cubrir por completo una pérgola, pero tendrás una precioso arbusto que cada primavera se llenará de flores y te dará una gran alegría. 

Relacionado

9 comentarios

  1. Con las veces que te he preguntado yo por la glicina en maceta, jejejje. No sé si me arriesgaría a tenerla, creo que, aunque muy bonita, en maceta pierde la espectacularidad que tiene cuando crece libremente en una pérgola, sus racimos de flores son preciosos en cualquier caso, pero en altura es mucho más bonita, ehmmmm, no sé, lo mismo si veo alguna de buen precio lo intente.
    Gracias Mónica, a veces parece que tenemos telequinesis, jejejeje.
    Bssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Toñy. Yo soy de tu misma opinión, si puedes conseguir una lo puedes intentar. ¿Conoces a alguien cerca que la tenga? Podrías pedir un esqueje e intentarlo. Aunque tampoco lo he hecho nunca, en este hilo antiguo de Info cuentan cómo se hace: http://foroantiguo.infojardin.com/showthread.php?t=152093

      Eliminar
    2. Voy a echarle un vistazo. En mi pueblo hay una preciosa en una casa, a ver si puedo coger prestado un esqueje, jejejejeje.
      Gracias Mónica.
      Bssss

      Eliminar
  2. Me encanta el articulo!! Gracias Monica, ahora ya se que en maceta no voy a disfrutar de ella como yo quisiera, intentaré buscarle un lugar mas apropiado. Eres estupenda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Agueda. Tanto Toñy como tu me habíais preguntado recientemente sobre el tema, así que me pareció perfecto hablar sobre él. Te comento lo mismo que a ella, si te gusta mucho y tienes forma de conseguir un esqueje puede probar a plantarlo. En el foro Infojardín explican como hacerlo: http://foroantiguo.infojardin.com/showthread.php?t=152093

      Eliminar
    2. Ah! Olvidé decirlo! Mejor esqueje que semilla, si consigues la planta a partir de una semilla tardará años en florecer, mientras que si es de esqueje, florecerá mucho antes.

      Eliminar
  3. yo tengo una en una maceta, de momento es pequeña... pero al final no deja de ser el concepto de "bonsaizarla"... aun tienen que pasar años para concluir nada... pero de momento sin mucho cuidado propsera...

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el articulo, ni se me había pasado por la cabeza ponerla en maceta, pienso como mario es crear un pequeño bonsai, más o menos. Muchisimas gracias monica por toda la información, los que disponemos de poco espacio esto nos viene de perlas. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Con lo enamorada que me tiene a mí la Glicina, esto de poderla tener en contenedor parece una buena idea, tal vez no se consiga una trepadora espléndida y de la que cuelguen sus racimos desde altura que es lo que gusta de esta especie, pero no está nada mal como queda en estas macetas. No lo había pensado, pero puede ser la manera de disfrutar de una glicinia ¡qué bien que nos hayas dado la información!
    Yo la quería para poner en tierra, pero el lugar resguardado del viento lo presiden mi Bouganvilla y el jazmín, así que no hay más espacio para ella, por eso la idea del contenedor me parece ideal.
    Muchos besos y feliz finde, guapa.

    ResponderEliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe