Serre de la Madone, una joya de la jardinería mediterránea


Lo prometido es deuda, en mi última entrada os comentaba que veríamos el jardín francés de Laurence Waterbury Johnston y hoy me ha parecido el día perfecto. Aquí os presento Serre de la Madone, el lugar por el que Laurence Johnston abandonó su exquisito jardín inglés de Hidcote Manor

Serra de la Madone, el jardín mediterráneo de Laurence Johnston

¿Qué pudo hacer que el Mayor Johnston dejara aquella joya botánica que construyó y cuidó durante 40 años en los Costwolds ingleses? Sin duda el clima, en la campiña inglesa hubiese sido imposible cultivar las colecciones de plantas exóticas que Johnson recolectaba en sus viajes a regiones subtropicales. Antes de establecerse en Serre de la Madone Johnston vivió a caballo entre ambas propiedades, pero finalmente sucumbió a los encantos y el clima de la Riviera Francesa y vendió Hidcote Manor al National Trusth.

El Jardín Serre de la Madone es en la actualidad un jardín botánico de 6 hectáreas de extensión situado en Menton, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul. Imaginad: Alpes Marítimos, vistas al mar Mediterráneo, un clima de lujo y a dos pasos de Niza, Montecarlo, San Remo o Cannes. No me extraña que Johnston dijera "Campiña Inglesa..., bye, bye!". Y conste que Hidcote Manor no tiene desperdicio, pero la Riviera Francesa es una región que personalmente me parece insuperable.

La propiedad se extiende en la ladera de una colina desde los 50 metros hasta los 150 metros de altitud. Era una casa de campo donde la madre de Johnson solía pasar sus vacaciones de invierno  y en la finca se cultivaban olivos, limoneros y huertos. Tras adquirirla, Johnston modernizó las instalaciones construyendo tanques para almacenar agua y organizando el jardín en terrazas donde cultivar las plantas que traía de sus expediciones a países del sur de Africa, China y América. 

Apasionado también de la arquitectura, Johnson amplió la casa, situada en el centro de la propiedad y la dotó de todo el lujo propio de la alta sociedad de la época (recordad que Johnston pertenecía a una adinerada familia estadounidense). Con vistas al mar, todo el terreno por debajo del edificio estaba ajardinado con un estilo similar al de Hidcote: setos y muros bajos que dividen el jardín en zonas más intimas. Aquí podemos encontrar el pabellón de las piscinas, esculturas, bancos, mesas, escalinatas, fuentes, pergolas, grutas, rocallas y un sinfín de elementos discretamente ubicados entre la exuberante vegetación: Acanthus mollis, Tradescantia virginiana, Dierama, Salvias, Campanulas, Pelargonium, Centranthus, Wisteria, Naranjos, Cipreses, Cycas, diversas colecciones de suculentas...


El terreno de la parte alta, detrás de la casa, es un bosque mediterráneo en el que destacan longevos ejemplares de Mahonia siamensis, Arbutus unedo, Pinus pinea, Buddleja officinalis, Rosa chinensis, y bambúes entre otros.


Johnston compró Serre de la Madone en 1927 y aunque intentó mantener ambos jardines, éste y Hidcote, finalmente transfirió el jardín inglés al National Trust. Fue en 1948 y era la primera propiedad que el National Trust compraba solo por la importancia de su jardín. Desde aquel momento Johnston se dedicó plenamente a su jardín de Mentón, donde falleció la primavera de 1958.

En la década de 1930, la mayoría de los visitantes que conocían los dos jardines de Johnston consideraban Serre de la Madone el mejor de los dos. Era de mayor tamaño, contaba con un equipo de 12 jardineros, mientras que Hidcote Manor solo tenía 6. Pero nunca se abrió al público y por eso nunca adquirió la popularidad de Hidcote. La reputación de Johnston como paisajista y jardinero se basa en su jardín ingles, Hidcote, cuando en realidad es el menos importante de los dos.


El ambiente y estilo de este jardín me trae a la memoria los Jardines de Monforte, en Valencia. Os los enseñé hace tiempo y éste es el enlace.

Fotografías: Wikimedia (Dominio público) a excepción de 1. Akkajou // 2, 3. Serguei Orlinkov 

Relacionado

2 comentarios

  1. Espectacular, que maravilloso jardín, las fotos son preciosas y tu información excelente, así que muchas gracias, Un beso muy grande Monica y buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lola. La verdad es que el lugar no puede ser más agradable.
      Un beso!

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe