Ortiga, usos en jardinería


Seguro que conocéis la ortiga, una planta muy común en todo el mundo que abunda en solares y terrenos baldíos pegadas a muros o entre las piedras. Yo, esta semana de limpieza en el jardín, he recogido algunas matas de una maceta. Cuando la coges, o simplemente la rozas, los pequeños pelos de las hojas y los tallos  se desprenden y se clavan en la piel liberando ácido fórmico, una histamina que provoca una reacción alérgica muy molesta. El efecto que produce es inflamación y enrojecimiento de la piel, se forman ronchas blancas acompañadas de picor y ardor. 

La ortiga, con fama de mala hierba molesta, tiene muchos beneficios 

¿No os han picado nunca? A mi sí y es bastante desagradable. Si no tienes una alergia especial, la reacción no es grave y se pasa al cabo de un rato. Cuando de niña me ocurría, mi madre empleaba su remedio casero: aplicar aceite para sacar los pelillos y después, pasta de bicarbonato y agua (mitad y mitad) para rebajar la inflamación.

Las ortigas, a pesar de su mala fama, son plantas con grandes propiedades muy empleada tanto como remedio casero, como en la producción de productos en farmacología. cosmética y jardinería. Antes de usarla en casa, para consumo humano, es recomendable conocerla y saberla tratar. Para eliminar su poder urticante, uno de los métodos que se emplea es cortarlas y cocerlas durante al menos 10 minutos. 

Uso de la ortiga en farmacología


Las ortigas poseen vitaminas A, C, D y K, además de fósforo, potasio, hierro y principios activos como el ácido fórmico y fosfatos que le otorgan propiedades diuréticas, vasoconstrictoras y antiinflamatorias. Es curioso que a pesar de su alto contenido en sustancias beneficiosas para la salud, la ortiga comenzó a utilizarse en cosmética antes que en medicina. Se emplea en la elaboración de champús para el cuidado del cabello y cremas para el cuidado de la piel. Existe un sinfín de recetas populares para fabricar remedios caseros con ortigas, pero yo nunca he probado ninguno.  

Uso de la ortiga en jardinería


La ortiga se utiliza en jardinería para fabricar un insecticida ecológico, el purin de ortigas. Se pueden usar tanto secas como frescas y se preparan dejando macerar las hojas de ortiga en agua. La receta y el paso a paso para elaborar el purin lo publiqué hace tiempo en otra entrada (para verla pincha aquí) y es sencillo de hacer. Con él se pulveriza sobre las plantas del jardín que están siendo atacadas por plagas de pulgones u otros insectos y es uno de los remedios caseros más eficientes que existen.

Así que ya sabes, si tienes ortigas en el jardín no las destruyas. Después de arrancarlas (con un buen par de guantes) aprovecha sus hojas para fabricar tu propio insecticida. 



Relacionado

5 comentarios

  1. Muy interesante Mónica, me ha encantado saber lo de las propiedades insecticidas, en que post tienes donde lo explicas detalladamente? Un abrazo enorme desde Plantukis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raúl, está el enlace en el texto del artículo. Lo he marcado mejor para que se vea.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola Monica, estupenda planta la ortiga y te voy a decir que curiosamente a mi me pica muy poco. Yo siempre creo que tenemos que tener alguna cerca, por su uso en el huerto y jardín y por las hermosas mariposas que depositan sus huevos en ellas. Feliz domingo y un besin enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, a mi me da mucha reacción. Que suerte, Lola.
      Un beso!

      Eliminar
  3. tambien como fertilizante, y algunos guisos de ortigas estan francamente buenos... eso si previa preparación para evitar que nos pique la lengua :-D

    ResponderEliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe