Estrenando el mes de junio


¡Primer día de junio! El verano se acerca y se nota por todos lados: la luz, la temperatura, las flores, la alegría de los niños pensando ya en las vacaciones... Para estrenarlo me he levantado temprano a fotografiar el jardín durante las primeras horas de luz, que es cuando más me gusta hacerlo. 

Las floraciones que destacarán en esta época son los hemerocallis, thulbagias y agapantos. Van apareciendo poco a poco: una hoy, otra mañana... Hoy os traigo esa primeras flores y muchas vistas del jardín, son las de siempre, pero siempre distintas. ¡Espero que no os aburran! :-)



Una sencilla flor de Tulbaghia violacea



Hemerocallis


El agapanto os lo enseñé ayer, es el mismo pero un poco más abierto cada día.




En los rosales hay algo que me gusta casi más que descubrir nuevas rosas y es encontrarme brotes nuevos e incipientes capullos. Son como predicciones del futuro y la señal de que el rosal se encuentra sano y mis cuidados surgen efecto. Las salvias del fondo son el marco perfecto para estas imágenes.


Debajo del porche, en la pared más amplia se me ocurrió colgar la criba con las pequeñas macetas que compré para hacer semilleros. Son macetitas de fibra de coco, me parecieron muy útiles porque cuando germinan las semillas no hay que repicar las plántulas. Se mete todo en la tierra, incluidos los pequeños contenedores y ya está.


En la otra pared hay un arco donde yo tengo un jazminero (todavía sin florecer), pero además se divisa la buganvilla de mi vecina que estos días está llena de flores.


Y sobre la mesa, estas plantas de hiedra, que gracias a la foto he descubierto que alguna arañuela habita en ellas.



El jardín, y más allá la Sierra Calderona que sufre la sequía de esta época. Lo malo es que la sequía ya no es solo en verano, en invierno tampoco llueve lo suficiente, y el bosque de pinos cada día está más seco e indefenso ante los ataques de los insectos. El año pasado hubo una plaga considerable de Tomicus que mermó muchos árboles, espero que este verano no sufran tanto.





Thunbergia alata enrosacada y con flores a punto de abrirse


Festuca glauca



Lantana montevidensis morada


Una flor de glicinia

¡Que tengáis un buen comienzo de semana y de mes!

Relacionado

11 comentarios

  1. ¡Ay, hija, qué delicia de jardín tienes!
    Todo se ve muy cuidado, se nota el cariño y el tiempo que le dedicas :)
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse, es tan chiquitín que es fácil cuidarlo.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Qué preciosidad de jardín, mmm huelo la glicina, cariños

    ResponderEliminar
  3. Me encantó este paseo de verano por tu jardín, comparto el placer de ver progresar los nuevos brotes y sentir la fuerza de la vida que lucha por abrirse camino, muy bonito todo, abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó este paseo de verano por tu jardín, comparto el placer de ver progresar los nuevos brotes y sentir la fuerza de la vida que lucha por abrirse camino, muy bonito todo, abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia, encantada de verte otra vez por aquí.
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Estimada Monica, siempre estoy en tu jardín aunque a veces por falta de tiempo no te hago ningún comentario, cariños, Alicia

      Eliminar
    3. Gracias por tus comentarios, Alicia, y por seguirme desde tan lejos. Me encanta la sensación de cercanía que tengo cuando leo vuestros comentarios.
      Un beso!

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe