Cómo multiplicar nuestras plantas


Hoy quiero hablar de un tema de cultura general y muy básico, de los que nos enseñan en la escuela cuando somos niños y cuyos conceptos olvidamos o se emborronan con el tiempo. Para un jardinero o para un aficionado a las plantas es importante saber cómo se multiplican, ya que existen diversas maneras y, según la especie, puede que una sea más efectiva que otra.

Básicamente existen dos tipos de reproducción vegetal: la sexual, en la que intervienen las flores, y la asexual, en la que intervienen las hojas, las raíces o los tallos, pero no las flores.

Reproducción sexual


Portulaca
Flor de portulaca

Las flores son los órganos sexuales de las plantas y pueden ser femeninas, masculinas o hermafroditas, según tengan las partes que contengan.  La parte masculina de la flor se llama estambre y es un filamento largo terminado en un diminuto saco que contiene el polen: la antera. Los estambres aparecen agrupados en el interior de la flor. La parte femenina es el pistilo, aparece en el centro de la flor y es como un diminuto tubo que contiene en su interior los óvulos.

Cuando la flor madura se produce la fecundación: los estambres se abren y el polen cae al pistilo (por sí solo o con la ayuda del viento y los insectos), es la polinización. El polen llega a los óvulos y ocurre la fecundación que provocará el engrosamiento del pistilo y la formación de fruto para albergar en su interios las semillas.

dompedro
semillas de dompedro

Las semillas son las que dan origen a nuevas plantas, siempre que se encuentren determinadas condiciones ambientales. En la naturaleza caen al suelo o el aire y los seres vivos las transportan hasta un lugar donde encuentran nutrientes, humedad y una cierta temperatura que les permite germinar para producir una nueva planta.

Reproducción asexual


esqueje de suculenta
esqueje de hoja arraigado

Existen diversas maneras de reproducir plantas sin que intervengan las flores, seguro que alguna vez habéis conseguido una plantita por esqueje, pues esa una forma de multiplicación asexual. Pero no la única.

Hay otras formas de reproducción asexual en la que no interviene la mano humana, muchas plantas en su estado natural se reproducen emitiendo hijuelos desde la base o estolones aéreos que cuando tocan el suelo emiten raíces y se forma una planta independiente de la madre. Los bulbos, los tubérculos y matas como las fresas, violetas o cintas son ejemplos de este tipo de reproducción. 

Evidentemente, muchas de las plantas que se reproducen sexualmente también lo hacen de forma asexual y viceversa. Encontraremos especies que podemos multiplicar de una manera u otra indistintamente, pero existe una gran diferencia: con la reproducción asexual se consiguen plantas idénticas a las madres, mientras que por semillas su carga genética puede generar plantas con algunos caracteres distintos: color, forma de la flor, etc.

hijuelos
aeounium gomerense

Mi intención con este post no es hacer un estudio botánico de la reproducción vegetal, tan solo dar unas ligeras pinceladas para que conozcamos diferentes posibilidades de multiplicación de nuestras plantas. En unos casos es más útil partir de semillas, son económicas y fáciles de conseguir, pero requieren paciencia. La multiplicación asexual suele ser más rápida, las plantas son idénticas a sus progenitoras, pero no todas las especies arraigan bien desde esquejes.

esqueje
esqueje de suculenta

¿Has multiplicado tus plantas alguna vez? Cuéntanos cómo lo hiciste.


Relacionado

4 comentarios

  1. He multiplicado las planatas alguna vez? La verdad que no soy bastante torpes para estas cosas y desde que me han ido regalando plantitas he mejorado mucho porque al principio era un desastre, me gustan mucho las flores y las plantas pero la verdad que para que te duren tiempo y tenerlas bien tienes que tener bastantes conocimientos. He aprendido mucho con tu introduccuión del principio me recuerda algunos co ceptos básicos que estudie en la EGB pero que ya tenía mas que olvidados jejeje creo que voy a aprender mucho que bien. Mil besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La práctica hace maestros :-) y los consejos siempre vienen bien!
      Nos alegramos mucho de poder ayudar.
      Un beso!

      Eliminar
  2. yo me atreví con un colchón de novia, ya había crecido mucho así que cortar con cuidado lo mas largo y replantar en otro macetero, hasta el momento se ven bien
    muy buen blogs, dan buenos consejos, gracias.

    saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Si es que quien no lo intenta no lo consigue.
      Gracias!

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe