Huerto urbano: recogimos las cebollas


Hace un par de días recogimos las cebollas que plantamos en la mesa de cultivo de la terraza. La verdad es que son pequeñas pero no tienen nada que envidiar a las que compramos en el supermercado, más bien al revés, porque a pesar de la diferencia de tamaño el aroma y el sabor es mucho más delicioso. 





Seguramente muchos ya sabéis lo satisfactorio que es preparar un plato con los productos de vuestro huerto, para mi está siendo una experiencia nueva este año y es realmente emocionante. Este invierno pasado planté varias cosas en el minihuerto: lechugas, espinacas, guisantes y cebollas. 



Con las lechugas hice buenas ensaladas y las acelgas las preparé a la crema, que me encantan, los guisantes no cundieron mucho y nos los tomamos conforme los recogimos. Estas cebollas eran poquita cosa por su tamaño, pero fueron parte de una ensalada que nos supo a gloria.

¿Tienes huerto en casa? ¿Qué cultivas ahora?

Relacionado

12 comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias Paquita. Sí que lo estaban, si!
      Un beso!

      Eliminar
  2. Hola Mónica. Me encanta eso del huerto en casa, por ello comprendo su alegría; son hortalizas muy deliciosas ademas de sanas. En mi caso cultivo en macetas, cebolla larga, tomate, pimentones, etc.,,esta labor la hago con mi nieto quien se mantiene plantando cuanta semilla ve en las macetas del jardín, ja,ja,ja,ja.....

    Felicidadesss

    Olga Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) Gracias Olga, me alegro de que compartamos esta afición tan bonita y satisfactoria.

      Eliminar
  3. Nada como tener una huertita propia para comer sano sano. Sí señor!.
    Me gusta tu blog, Mónica y me voy a quedar un ratito viendo tus cosas.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es muy pequeñita mi huerta, pero lo que sale de ella son auténticas delicatessen.
      Gracias Gumer!
      Un beso

      Eliminar
  4. Mónica le cuento que mi hermana tiene su pequeña huerta-jardin y en done ella vive también hay vecinos que son amantes a sembrar, entonces intercambian productos; puedes creer esa maravilla Mónica? ja,ja,ja,....

    Olga Esther

    Chaooooo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Intercambiar cositas con los vecinos, me gustaría pero no tengo vecinos cerca con esta afición.
      :-)

      Eliminar
  5. Qué buena pinta tienen Mónica ¡a disfrutarlas!

    ResponderEliminar
  6. ¡Lo bien que sabe todo lo natural! la cosecha no es abundante, pero se gana en sabor, lo sé porque hace años tuvimos un rincón con tomates, pepinos y habas ¡me chiflan las habitas tiernas! lo llevaba mi suegro y era divertido coger la cosecha y cocinarla o comerla enseguida, mi hija era pequeña y disfrutó mucho en esa época.
    Muchos besitos y "bon apetit" con esas cebollas :)

    ResponderEliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe