La Louve, un jardín en Provenza


Después de una brillante carrera como diseñadora de moda en París y Nueva York que culminó con la colaboración durante 10 años con Hermès, Nicole de Vésian se retiró a la Provenza donde, ya con casi 70 años, diseñó los jardines de La Louve (La Loba), su último hogar. Como si de alta costura agrícola se tratara, esta gran dama de la moda dedicó 10 años de su vida en vestir el paisaje con su estilo minimalista, caprichoso y onírico. Judith Pillbury compró La Louve poco antes de la muerte de Nicole, manteniendo el jardín fiel a su concepción original en homenaje a una mujer que era conocida como la elegancia personificada.



Nicole de Vésian nació en 1914, hija de una aristócrata francesa y un banquero de Gales. Tenía 23 años de edad y era madre soltera cuando estalló la II Guerra mundial y tuvo que huir de París con sus hijos ante la invasión alemana en la ciudad. Años más tarde se casaría con el conde Vésian, un joven militar con quien encontraría la estabilidad y se convertiría en estrella de la sociedad parisina después de la guerra.

Con 40 años comenzó a trabajar en el diseño de moda abriendo un negocio de su propiedad y gracias al éxito que consiguió entre el público francés, la firma Hermés se interesó por sus creaciones y la contrató como diseñadora de moda, complementos e incluso joyería y decoración. Trabajó con la firma de lujo hasta que a los 69 años y, tras la muerte de su esposo, decidió retirarse a su casa de la Provenza para dedicarse plenamente a vivir y disfrutar de la naturaleza en La Louve.




La Louve es un jardín de algo menos de 500 metros cuadrados construido en terrazas sobre una suave ladera en la comuna francesa de Bonnieux. Cada nivel ofrece su propio deleite sensual con los aromas de romero y lavanda, las texturas de las piedras y los colores de las jaras y el iris. El clima mediterráneo de la Provenza exige plantas resistentes al calor y la sequía para que un jardín sea sostenible y así es en La Louve: romeros, santolinas, salvias, teucrium, cinerarias, cipreses, olivos, laureles..., son algunas de las plantas que destacan en el jardín de Nicole, que ella plantó, podó y recortó a su gusto con sus tijeras de mano mientras las fuerzas se lo permitieron.

Os dejo algunas imágenes de este precioso jardín, reflejo de un estilo muy personal, que acabo de descubrir y me tiene fascinada. Podéis encontrar más fotografías en las distintas fuentes de donde he tomado éstas: nicoledevesian,  provenceguide, ladolcevitacalifornia












Relacionado

3 comentarios

  1. Espectacular!
    Qué jardín tan maravilloso, y además me viene como anillo al dedo, una amiga me pidió que le buscar jardines por la Provenza para visitar en junio. Así que voy a ponerme ahora mismo a indagar algo más. Todo ese verdor, es tan bonito y relajante, tan fresco, y esos toques de color tan puntuales.. tan elegante. Lo guardaré también en mi lista de jardines pendientes..
    ufff
    Muchas gracias, que tengas buen finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Margó. En las fuentes que cito verás que sí hay posibilidad de visitarlo, podrás encontrar los horarios en ellas.

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe