Claves para el cuidado de las plantas de interior


Cuando hablamos de plantas de interior parece que demos por hecho que el interior de casa es el hábitat natural de ellas. Esto no es realmente así, se denominan "de interior" a las plantas que se adaptan a vivir dentro de nuestras casas, pero todas ellas proceden de fuera, en la naturaleza viven al exterior pero cada una en el lugar donde las condiciones son las apropiadas para su desarrollo.


Cierto es pues, que una planta tropical no se puede adaptar a climas fríos o secos de otras zonas del globo, por ese motivo se cultiva esas plantas dentro de casa. Aún así su vida no será tan larga ni tendrá tan buen aspecto como si creciera es su ambiente propio, la calefacción en invierno, las corrientes de aire y otros agentes inadecuados harán que decaigan e incluso mueran si los descuidamos.

Dentro de casa las plantas son muy decorativas y embellecen cualquier rincón y que hay casos en que sólo se pueden cultivar así. De manera que si eres de los que quieren mantener plantas de interior, seguro que los consejos que traigo hoy te interesarán. Tenlos en cuenta y no bajes nunca la guardia si quieres tener plantas hermosas.


1.- Elegir el lugar adecuado y no moverlas

Según las necesidades de tu planta elige la ubicación más adecuada y no la traslades a otro sitio cuando te parezca. Las plantas sufren cuando las trasladas a otro lugar, tienen que adaptarse a las características del nuevo emplazamiento y eso no es bueno para ellas. Ponla en un lugar donde reciban la cantidad de luz que necesitan y como mucho, gira la maceta de vez en cuando para que sus ramas se desarrollen equilibradamente.

2.- Formar grupos de plantas

Las plantas crecen mejor agrupadas que aisladas, la razón es que de ese modo mantienen mejor la humedad ambiental y se protegen del exceso de calor y el ambiente seco que suele haber para ellas dentro de casa.

3.- Riegos frecuentes y ligeros

Si se trata de una planta ya desarrollada, en una gran maceta, quizás agradezca un riego más profundo, pero en el caso de pequeñas macetas es mejor regar poco y con frecuencia. 

4.- No excederse con los riegos

Si riegas en exceso una planta las raíces se pudrirán. Antes de regar toca el sustrato, si está tan húmedo que la tierra se queda pegada en los dedos, no es necesario que riegues. Permite que la tierra se seque entre riegos.

5.- No dejar agua en el plato

Si tienes un plato debajo de la maceta para recoger el agua que sobra del riego, no la dejes días tocando la maceta. Un truco interesante es poner en el interior del plato unas piedrecitas, de manera que el agua sobrante se almacene en ella sin tocar las raíces de la planta. Ese agua le proporcionará humedad. 

6.- Eliminar el exceso de cal del agua

El agua del grifo de nuestras casas suele tener demasiada cal para las plantas, puedes ablandar el agua con unas gotas de vinagre o una pizca de ácido cítrico. Para plantas acidófilas como las azaleas es casi indispensable, en muchas ocasiones es la causa de que las perdamos.

7.- Calor y humedad

Las plantas necesitan una determinada temperatura y humedad ambiental para desarrollarse bien. Ten en cuenta que la calefacción en invierno reseca mucho el ambiente, hay plantas que agradecerán que les pulverices agua de vez en cuando.

8.- Abono

Durante su etapa activa las plantas necesitan nutrientes y se deben fertilizar por lo menos cada 15 días. Existen diversos productos en el mercado para ello, sigue las instrucciones del envase en cada caso y ten en cuenta que siempre es mejor quedarse corto que pasarse. Podrás encontrar abonos químicos y abonos orgánicos, personalmente opino que la mejor opción es alternar ambos tipos.

9. Utilizar un sustrato apropiado

La tierra del jardín no es la ideal para las plantas de casa, lo más recomendable es proporcionarles un sustrato nuevo y limpio que te asegure no llevarte al interior posibles enfermedades que haya afuera. Un buen sustrato universal será suficiente, pero si puedes utiliza un sustrato específico del tipo de planta que vayas a poner: orquídeas, cactus, acidófilas, etc.

10.- Airear la tierra

Mover la tierra de la maceta ayudará a que las raíces se mantengan sanas y la planta pueda absorver el alimento que necesita. El final del invierno es un buen momento, aprovechando la ocasión para incorporar un poco de abono orgánico como humus de lombriz que mejorará la textura.

11.-  Pinzar y recortar

Con el pinzado conseguirás que la planta no se espigue demasiado, le darás una forma más redonda y compacta. No tengas miedo a hacerlo, si la rama es corta basta con que quites con los dedos el último par de hojas. Si se trata de una rama larga, que ha crecido en exceso, córtala más abajo, justo por encima de un par yemas axilares.

12. Limpiar las hojas

De la misma manera que lo hace sobre los muebles de casa, el polvo se deposita sobre las hojas de las plantas. Si se acumula mucho polvo en ellas, les resulta difícil realizar su función, que es intercambiar gases. Las hojas grandes se pueden limpiar con un paño húmedo, mientras que las pequeñas se pueden pulverizar o regar bajo el grifo dejando que el agua las moje. 

13. Separar las plantas enfermas

Cuando notes que una planta tiene síntomas de estar sufriendo una enfermedad procura aislarla para que no traspase su mal a otras. Las flores u hojas que caigan debes eliminarlas, de lo contrario estarás dejando sobre el sustrato el foco de virus u hongos que provocaron la enfermedad.

14. Trasplante

Con el tiempo las plantas crecen y también sus raíces, anualmente (o cada dos años) necesitarán que las cambies a una maceta un poco mayor. El comienzo de la primavera es la época ideal para trasplantarlas, justo cuando dan señales de que salen de su estado de reposo. 

15. Respetar el reposo vegetativo

Como todos los seres vivos, las plantas entran anualmente en un periodo de reposo durante el cual dejan de florecer y crecer, suele ser durante el invierno. Deja de aportar abono en otoño, no lo van a necesitar hasta la siguiente primavera.





Imágenes: Flickr

Relacionado

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe