Podar un olivo con tijeras eléctricas


Después de tres semanas de vacaciones fuera de casa, muchas plantas del jardín han crecido en exceso y se han desmadrado. Entre ellas, el olivo, un árbol que se desarrolla mucho durante el verano y que, con su copa libre, ocupa demasiado espacio en mi jardín.



En junio ya os enseñé la forma en que lo podaba para dejar su copa todo lo reducida que me era posible. Como hay que cortar muchas ramas, el trabajo es bastante costoso cuando se hace con tijeras manuales y aunque me resistía a utilizar unas tijeras eléctricas, finalmente me decidí a hacerme con unas y probar.


Estas son las que he utilizado en esta ocasión, un pequeño recortasetos de Gardena. Pesa poco, es muy manejable y facilita muchísimo tareas de este tipo. Además, las hojas se pueden separar del mango y cambiarlas por otro accesorio ideal para cortar los bordes del cesped. Ese no lo tengo, pero en cuanto me lo agencie os lo mostraré :-)


La razón por la que siempre fui reacia a este tipo de herramientas es que me daba miedo que pudiese ocurrir un accidente si la accionas accidentalmente. Al probarla, he podido comprobar que son bastante seguras, no se ponen en marcha si no pulsas un botón a la vez que aprietas el interruptor que las hace funcionar.



Se alimentan con una batería de litio recargable, por lo que es muy ligera, tiene mucha autonomía y apenas se resiente con el efecto memoria. Si os interesa conocer más sobre ella podéis consultar la página de Gardena y si te interesa tenerla, se puede conseguir online en Amazon.

Este es un post patrocinado

suscríbete

Relacionado

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe