Los jardines de Frank Lloyd Wright

El año pasado escribí una entrada en la que os enseñaba en fotografías Falling Water, una de las casas construida por uno de mis arquitectos más admirados: Frank Lloyd Wright. Hoy os quiero mostrar los jardines que rodean a Falling Water y a otras de las casas construidas por él.

Realmente Falling Water, construida en 1938, no está rodeada de un jardín realizado por el hombre, sino del más perfecto de los jardines que se pueden encontrar, la propia Naturaleza. Entorno a la piscina de la casa de huéspedes florecen los Cercis canadiensis y Cornus florida. Imaginad las vistas desde esas enormes terrazas de la construcción. Una impresionante manera de integrar la arquitectura en la naturaleza.





Kentuck Knob fue edificada en 1954 en la ladera de una colina desnuda de Pensilvania. Por indicaciones de Lloyd, los propietarios se encargaron de plantar un bosque alrededor de la vivienda utilizando exclusivamente árboles autóctonos.



En 1948 construyó la residencia Walker, también conocida como Carmel Cottage, en la bahía de Monterrey. El enorme bungalo tiene una terraza triangular que se adentra en el mar como la quilla de un barco. La rodean los cipréses autóctonos de la zona y plantas adaptadas a terrenos salinos.



Oak Park fue la primera residencia de Wright, donde vivió de 1889 a 1909. La entrada de la casa tiene forma empinada, influencia de los tee-pees que utilizaban los nativos americanos de las llanuras y cuya cultura admiraba el arquitecto. En el jardín trasero hay un patio de ladrillos semicircular donde Wright se sentaba a leer y descansar a la sombra de un Amelanchier canadensis.



En 1909 el arquitecto cambió de residencia y se estableció en Taliesin. Aquí rodeó la casa por un jardín más trabajado, con césped y arbustos cultivados, pero cuidando la armonía con el entorno e introduciendo plantas adecuadas al clima de Arizona. Desde la sala se divisa el jardín con césped verde por dónde a Wright le gustaba caminar con los pies descalzos cuando estaba cubierto del rocío de la mañana.


Un estanque, de forma triangular sirve también de piscina. 






El patio superior en Taliesin con macizos de flores de color coordinado para crear armonía y contraste de color. Rosa y azul en la isla central y amarillo y naranja junto a la sala de trabajo de Wright. En la entrada a la vivienda una isla de helechos avestruz.


 La base de los edificios están cubiertos con arbustos tupidos como Bourgainvillea y Pyracantha), que ayudan a anclar visualmente el edificio al paisaje. 

¿No os parece que fue un fantástico paisajista además de un arquitecto excepcional?

suscríbete

Relacionado

2 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe