¡Atención, obras!

obras sobre mi jardín

Cuando haces planes de reformar tu vivienda sueles centrarte sólo en como va a ser el resultado final. No te planteas todo lo que va a ocurrir durante el proceso de transformación o quizás dejas que un pensamiento frugal pase por tu mente, pero lo descartas de inmediato. Y esto es así porque si lo pensaras demasiado no te decidirías a comenzar.

Al menos así es como yo lo veo. ¡Detesto las obras en casa! - ruidos, andamios, ladrillos rotos, polvo, extraños transitando de arriba a bajo, etc -, pero es por lo que hay que pasar para conseguir algunas mejoras que nos darán mucha comodidad para los restos.

Pues después de un largo proceso para conseguir una licencia de obras que debe otorgar el ayuntamiento (previo pago de la tasa correspondiente), el pago de los impuestos que Hacienda te reclama por ampliar tu casa dentro de tu propio terreno, solicitar el permiso a la comunidad de vecinos y avisar a los propietarios de las viviendas adyacentes, la historia comenzó.

En la planta superior de casa hay un balcón que da al jardín. Este balcón no se utiliza y desde hace tiempo me rondaba por la cabeza aprovechar ese espacio incorporándolo a los dormitorios que dan a él y que son algo reducidos.

Y en eso estamos. Mejor dicho, están. Desde hace dos días hay un equipo de tres hombres montando andamios, rompiendo paredes y volviendo a construir las nuevas. ¡Todo eso sobre mi jardín! Imaginaros el polvo y los trozos de ladrillo que caen sobre él. A pesar de que están más que advertidos y de que intentan hacerlo con cuidado, no se puede evitar que afecte al jardín.

En fin, ya me he desahogado un poquito por hoy. Dicen que las penas compartidas son menos penas y os agradezco que me hayáis "leídoescuchado" mi perorata del día. Mañana os seguiré contando.

¡Besos!

obras sobre mi jardín

obras sobre mi jardín

obras sobre mi jardín

obras sobre mi jardín

suscríbete

Relacionado

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe