Viajar en el tiempo para comprar semillas


Sé que el título de este post puede parecer surrealista, pero así es como se siente alguien que entra en este antiguo almacén de semillas, transportado en el tiempo.

Hace unas semanas os enseñé imágenes de los invernaderos de Lyman State en Massachusetts, uno de los más antiguos de Estados Unidos, y os comentaba que Nueva Inglaterra es la región del país en la que mejor se han conservado los edificios históricos. Pues allí volvemos hoy, este antiguo almacén se mantiene hoy en día como si todavía vendiera grano a la mismísima Laura Ingalls.

Aquí se pueden comprar por igual semillas para el jardín -cerradas herméticamente en sus sobres- o para el campo -a granel, sacándolas de los viejos cajones y pesándolas con antiguas balanzas e igual que se hiciera, no cien, doscientos años atrás-.

Y contrasta observar que a la empresa (familiar, por supuesto) que vende en este almacén también se le puede encargar semillas por catálogo e incluso on-line. ¡Todo un eclecticismo cultural!

¿Os imaginais traspasando el umbral de esas bonitas puertas azules y entrando en un lugar con tanto encanto? A mi estas cosas me chiflan. La historia me gusta, la jardinería me apasiona y si se mezclan ambas, me emociono.











Fotografías: growingwithplants

suscríbete

Relacionado

2 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe