Caracoles y babosas


Los caracoles y las babosas son unos moluscos herbívoros que se agrupan bajo el término de limacos. Tienen hábitos nocturnos, salen al anochecer para alimentarse de plantas. Se desplazan gracias a la baba que segregan y les resulta más fácil hacerlo los días lluviosos y húmedos. En periodos de sequía se refugian en el suelo.

¿Cómo deshacerse de los caracoles que se comen las plantas del jardín?



Es fácil seguir el rastro de los lugares por donde han pasado porque se pueden apreciar restos de baba. Al llegar el otoño depositan huevos en el suelo, éstos eclosionan la siguiente primavera convirtiéndose en verdaderas plagas para jardines y cultivos agrícolas. Los limacos raspan las hojas de las plantas llegando a producir perforaciones y bordes cortados, desmejoran cosechas y arruinan las plantas del jardín.

Para combatir estas plagas se pueden tomar acciones preventivas, evitando que los limacos lleguen a las plantas, o acciones directas, cuando las plantas ya sufren la plaga y hay que erradicarla.

Acciones que previenen la aparición de caracoles y babosas:

  • Regar por las mañanas.
  • Proteger las partes infestadas con una barrera de serrín o ceniza. Tener en cuenta que cuando se mojan pierden su eficacia.
  • Airear frecuentemente el sustrato para eliminar los huevos de limacos.
  • Plantar especies que no gusten a los caracoles y babosas, como la ancolia, bergenia o las capuchinas.
  • Potenciar la presencia de sus depredadores naturales: erizos, sapos, patos, etc.
  • Uso de productos repelentes, como el granulado de aceites esenciales contra babosas y caracoles, que los ahuyenta con la barrera aromática que desprende.


Acciones directas para eliminar caracoles y babosas:

  • Recoger caracoles y babosas en días de lluvias. Para facilitar su recogida, podemos colocar tejas u otros elementos que les sirvan de cobijo.
  • Enterrar recipientes de boca ancha a ras de suelo y llenar de cerveza. Los limacos acudirán a beber y se ahogarán.
  • Si la plaga es muy extensa, conviene aplicar granulado antilimacos. Se aplica esparciendo “a voleo” los gránulos entre las plantas. Ferramol es un antilimacos con plazo de seguridad de 0 días e inocuo para el resto de animales.


Relacionado

1 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe