Acabar con los trips en las plantas

fotografía: iberocanna.com

Los trips son los insectos con alas más pequeños que existen, el individuo de mayor tamaño no alcanzará medio centímetro de longitud. Son, por tanto, difíciles de identificar aunque se pueden observar con ayuda de una lupa.

Para alimentarse pican los tejidos de la planta para succionar el contenido celular. Producen una lesión blanquecina que se aprecia en la superficie de la hoja como una placa plateada. Estos tejidos terminando necrosándose y pueden debilitar la planta hasta hacerla morir. Además, son portadores de virus que provocan que las plantas enfermen y se pudran.

Como medidas de prevención nunca hay que descuidar el riego, pues los trips no prosperan con humedad y también se puede aplicar aceite de neem. Otra opción es el uso de bandas adhesivas azules antitrips desde el inicio de la primavera.

Si la plaga se instala en una planta se puede intentar el control biológico mediante productos formulados a base del hongo Verticillium lecanii. Si esto falla habrá que recurrir a productos químicos.

fotografía: iriegrowshop.com

Relacionado

2 comentarios

  1. Cabe indicar que son de las plagas más complicadas ya que cualquier aplicación es dificil debido a que se enroscan en las hojas haciendo una "casita" y evitando el contacto con el producto fitosanitario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apunte, Camilo, Es terrible encontrarte esas hojas deformadas.

      Eliminar

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe