Casas de película: Lo que queda del día.

Si, como yo, estás deseando que llegue la nueva temporada de "Downton Abbey", seguro que disfrutarás con este repaso de castillos y casas señoriales que han servido como escenario de grandes obras de cine.

Caserones y suntuosos interiores con los que es fácil trasladarse a épocas pasadas, en las que el tiempo transcurría despacio y la gente vivía sosegadamente, se trasladaba a pie o en caballo y existía la costumbre de saludarse con una leve inclinación de cabeza.

Lo que queda del día (Remains of the day)

 
El diseñador de producción Luciana Arrighi y el decorador Ian Whittaker ganaron un Oscar en 1993 por su trabajo en el drama Lo que queda del día. Los exteriores fueron filmados en el magistral Dyrham Park, en Bath (Inglaterra), una mansión barroca construida en 1692, ubicada en un parque natural y reserva de ciervos centenaria.


El argumento se centra en la relación de Hopkins, el mayordomo de casa (un magistral Anthony Hopkins), y señorita Kenton, el ama de casa (fantásticamente interpretada por Emma Thompson); de manera que Arrighi tuvo que buscar un escenario dónde la zona de servicio (comedores, habitaciones y salas) se conservaran en su estado original. Powderham Castle, en Devon, Inglaterra, que ha sido posesión de la misma familia desde 1556, reunía las características.

 
Los diseñadores contaban con un presupuesto limitado 160.000$ y como Arrighi explica, "Hubo muy buena predisposición. Nos prestaron cosas para la filmación y se implicaron mucho porque sabían que esta película sería casi una obra de arte"

Relacionado

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe