Una terraza convertida en jardín

Vuelvo a enseñaros fotos del patio de mi hermana Lucía. Como veis, a pesar de no tener suelo en el que plantar se las ingenió muy bien construyendo unos arriates elevados.

El diseño se estudió con detenimiento. Deseaba zonas amplias para plantar pero sin renunciar a mucho espacio para que las niñas pudieran jugar.
También quería una fuente con surtidor. El surtidor, que al principio se utilizaba por lo refrescante que resulta el sonido del agua, terminó por cerrarse para albergar un capricho de las niñas. Unos pequeños peces de colores.
Otro requisito era ubicar una zona de comedor de verano. Y unos cómodos sillones para descansar.
La zona de comer se cubrió con una pérgola. No tengo una foto donde se vea mejor.
Una tumbona, ideal para echar una siestecita.
Una pajarera.
Y una pequeña barbacoa.
Se plantaron especies persistentes para formar la estructura vegetal del jardín: ficus benjamina, abelias, hederas, helecho, trachelospermun jasminoides, bouganvilla, hibiscus.
Y como le encantan las flores, el resto lo llena con plantas de flor según la estación: ciclámenes, pentas, alegrías.
Y además está lleno de pequeños detalles decorativos que os mostraré en otro post. ¿A que esta terraza es un auténtico jardín?

Relacionado

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe