Ropa blanca


Hoy unos trucos caseros para mantener la ropa blanca. Parece tarea difícil, ¿verdad? Pues con las siguientes ideas lo podréis conseguir.

Para comenzar, ayudará a blanquear la ropa en general añadir al detergente el jugo de 2 limones y un puñado de sal. Si además se deja secar la ropa al sol, el efecto se reforzará. Pero atención, no hay que excederse con el soleado, una vez seca hay que recogerla para que no se queme y el efecto sea el contrario.

Para que las prendas de lana blanca no se vuelvan amarilla, conviene lavarlas con agua fría y detergente para prendas delicadas. En el último aclarado se debe añadir 3 cucharadas de agua oxigenada.

Las camisas blancas se mantendrán con su tono utilizando también el agua oxigenada. En este caso hay que dejarlas sumerjidas en agua con un buen chorro de agua oxigenada.

Si tienes sábanas o mantelerías antiguas que se han amarilleado por el paso del tiempo, devuélveles la blancura dejándolas sumerjidas en leche durante una media hora. Si tienen manchas persistentes, añade un chorrito de amoníaco.

Relacionado

0 comentarios

Puedes comentar o sugerir cualquier cosa, procuraré contestar lo antes posible.

Gracias!

Instagram @guiadejardin

Archivo del blog

Subscribe